martes, 5 de noviembre de 2013

LA UNIFICACIÓN ITALIANA

Italia antes de la Unificación

Los precedentes se encuentran en los intentos fallidos durante las revoluciones de los años 1820, 1830 y 1848. Las formas en que se podía realizar la unión eran varias:
-Neogüelfismo. Crear una confederación de estados con el Papa a la cabeza, de claro sabor conservador (Gioberti) Fracasa porque Pio IX se niega a hacer la guerra a un emperador católico como el de Austria.
República. Opción propugnada por Mazzini (desde los años 20) y Garibaldi. Están desunidos entre federales y unionistas y además no tiene apoyo de la burguesía.
Garibaldi

Monarquía. Unión de toda Italia bajo el Piamonte. Este será el camino que se tome. La dinastía Saboya cuenta con dos factores que la ayudarán en el proceso: ser el territorio más avanzado tanto política como económica de toda Italia. cuenta con un personaje excepcional como Cavour, que, en paralelo a Bismarck es un digno representante de la Realpolitik que, aún siendo conservador supo sacar partido de un revolucionario como Garibaldi. En su acción unió la diplomacia (Napoleón III) con la fuerza militar o civil (plebiscitos), aprovechando las coyunturas internacionales. En el plano ideológico fue el verdadero inventor del concepto Risurgimiento.
Cavour
Tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Unificaci%C3%B3n_de_Italia

Los factores favorables con los que contaba la península italiana eran, un pasado común y un enemigo, Austria, que funciona como cemento, una misma lengua (aunque muy dialectada), un afán de la burguesía piamontesa de tener un mercado nacional, el apoyo exterior de Francia y Prusia, contar con un hombre fuerte y calculador como Cavour, apoyado por un estado fuerte como Piamonte. Junto con Cavour, hay que destacar a dos republicanos, Manzzini que será el gran ideólogo y Garibaldi, hombre de acción.

El proceso se divide en tres fases, en función de tres guerras:







 Tomado de 

-  1859-1861. Cavour diseña con Napoleón III una alianza secreta para expulsar a los austriacos del norte de Italia (tratado de Plombiéres, 1858, que concedía Niza y Saboya al emperador) Tras las victorias de Magenta y Solferino, Napoleón III firma bruscamente el armisticio presionado por su propia opinión pública conservadora y el peligro prusiano y deja el Véneto sin ocupar. Quiere una Italia reducida, formada por tres estados independientes: al norte Piamonte, en el centro los Estados Pontificios y al sur Nápoles.
 Esto hace que Cavour cambie de estrategia apoyando a los ducados de Parma, Módena y Toscana junto con la Romaña que se sublevan y piden su anexión al Piamonte por medios de plebiscitos articulados por Cavour.



 Tomado de 
.
- Por otra parte Garibaldi, indignado por el trueque, organiza una expedición militar en Génova y, con la aquiescencia de Cavour, desembarca en Sicilia y Nápoles. Ante el peligro de la proclamación de una república, Francia acepta el envío de un ejército piamontés que ocupa la mayor parte de los Estados Pontificios. El rey Victor Manuel, que quiere evitar a toda costa el ataque de los republicanos a Roma, convence a Garibaldi (el gran derrotado y con él la idea federal y la sumisión del sur al Piamonte), se anexiona el sur y centro al Piamonte. El 23 de Marzo de 1861 es proclamado el reino de Italia.
1866. Aprovechando la coyuntura de la guerra austro-prusiana, los italianos ocupan el Veneto pero deben renunciar a la Italia irredenta (Istria y la costa dálmata).
-  1870. Al iniciarse la guerra franco-prusiana, los franceses retiran sus tropas de Roma, momento que aprovechan los italianos para ocupar los restos de los Estados Pontificios que, basándose en la idea de un Cavour ya fallecido (una iglesia libre dentro de un estado libre), quedaron tutelados por el nuevo estado, aunque con ciertos privilegios (inviolabilidad del papa, extraterriotialidad del Vaticano y Letrán)


http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/1/19/Unificacion-de-Italia.gif/600px-Unificacion-de-Italia.gif

La unificación italiana es en realidad la absorción por parte de Piamonte del resto de la península. Deja varios problemas pendientes:
-  Diferencias entre la pujante economía industrial del norte frente al retraso del sur agrario se hace más visible, quedando en el mediodía una idea de conquista piamontesa.




Irredentismo por los territorios italianos no incorporados (en la zona de Dalmacia) que condiciona toda la política exterior (incorporación a la Triple Alianza en los comienzos de la I Guerra Mundial) hasta la época del fascismo.

Enfrentamiento con el Papa quien se considera prisionero en el Vaticano. No alcanzará una solución hasta 1929


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada