miércoles, 21 de junio de 2017

RUMI. UN MOMENTO DE FELICIDAD

Un momento de felicidad,
tú y yo sentados en la varanda,
aparentemente dos, pero uno en alma, tú y yo.
sentimos el Agua de Vida que fluye aquí,
tú y yo, con la belleza del jardín
y el canto de las aves.
Las estrellas nos mirarán,
y les mostraremos
lo que es ser una fina luna creciente.
Tú y yo fuera de nosotros mismos, estaremos juntos,
indiferentes a conjeturas inútiles, tú y yo.
Los papagayos del paraíso harán el azúcar crujir
mientras reímos juntos tú yo.
de una forma en este mundo,
y de otra en una dulce tierra sin tiempo.


Rumi (aquí podéis saber más de él)
Tomado de ciudadseva.com

martes, 20 de junio de 2017

VILLAMEDIANA, EL CORREO Y UNA CALLE DE MADRID


Calle Postas

Gran parte de los madrileños (y no digamos los turistas) que recorren la calle Postas (un lugar vital, pues comunica la Puerta del Sol con la Plaza Mayor) sabe que allí vivió el gran Conde de Villamediana, con su palacio frente a las antiguas gradas de San Felipe (en el actual inmueble que ocupa la actual Mallorquina).


Y es que, y además de todos sus devaneos, duelos y otras maldades, el conde recibió su título como Correo Mayor del Reino, teniendo sus caballos para el transporte del correo (postas) en esta calle que lindaba con su palacio

lunes, 12 de junio de 2017

Texto. La magia en el Renacimiento. Giordano Bruno

Moisés fue un mago muy astuto, y como era un experto en el arte de la magia, venció a todos los magos del Faraón, y que fingió que había hablado con Dios en el monte Sinaí, y que la ley que entregó al pueblo hebreo era fingida e imaginada por él". 
(...)
La magia, que por sí no es ilícita, pues está basada en las fuerzas de la naturaleza mediante la observación de los tiempos y de las disposiciones del cielo, y de la aplicación de una materia con la otra, y la relación de los principios pasivos inferiores con los activos superiores, como fácilmente suelen proceder los magos en la producción de los animales imperfectos, como moscas, ranas, serpientes, ratones y otros similares, sin que nunca aparezca ninguna producción de animales perfectos.

sábado, 10 de junio de 2017

SAMARCANDA EN LAS PALABRAS DE CLAVIJO


En esta ciudad de Samarcante se tratan de cada año muchas mercadurías de muchas maneras que allí vienen del Catay y de la India de Tartaria, y de otras muchas partes, y de su tierra, que es abastada, y porque en ella no había plaza solemne para en que se vendiesen ordenada y regladamente, mandó el Señor que fuese hecha por la ciudad una calle que tuviese de una parte y de otra boticas en ella, y tiendas para en que se vendiesen las mercadurías, y que esta calle comenzase de un cabo de la ciudad, y fuese hasta el otro, que atravesase toda la ciudad: la cual obra encomendó a dos Mirassaes suyos, haciéndoles saber, que si no ponían en ello toda su diligencia, haciendo labrar de día y de noche, que con sus cabezas lo contentarían. Los cuales Mirassaes comenzaron su obra derrocando cuantas casas hallaban por do el Señor mandaba ir la dicha calle, fuesen cuyas quisiesen, que no se cataban sus dueños, salvo cuando les derrocaban las casas, y salían y la calle era cubierta de bóvedas con ventanas, por do entraba la lumbre.
(...)
La ciudad de Samarcante está asentada en un llano, y es cercada de un muro de tierra, y de cavas muy hondas, y es poco más grande que la ciudad de Sevilla; pero de fuera de la ciudad hay muy gran pueblo de casas, que son ayuntadas como barrios en muchas partes: ca la ciudad es toda en derredor cercada de muchas huertas y viñas, y duran estas huertas en lugar legua y media, y lugar dos leguas, y la ciudad en medio, y entre estas huertas hay calles y plazas muy pobladas, ca vive mucha gente, y venden pan y carne, y otras muchas cosas, así que lo que es poblado de fuera de los muros, es muy mayor pueblo que lo que es cercado. Y entre estas huertas que de fuera de la ciudad son, están las grandes y honradas casas, y el Señor allí tenía los sus palacios y cavas honradas. Otrosí los Grandes hombres de la ciudad las sus estanzas y casas entre estas huertas las tenían, y tantas son estas huertas y viñas y cerca de la ciudad, que cuando hombre llega a la ciudad, no parece si no una montaña de muy altos árboles, y la ciudad asentada en medio: y por la ciudad, y por entre estas dichas huertas iban muchas acequias de agua, y entre estas huertas había muchos melonares y algodones, y los melones de esta tierra son muchos y buenos, y por Navidad hay tantos melones y uvas, que es maravilla: y de cada día vienen muchos camellos cargados de melones, tantos que es maravilla cómo se gastan y comen, y en las aldeas hay tantos de ellos, que los pasan y hacen de ellos como de los higos, que los tienen de un año a otro, y pásanlos de esta manera: córtanlos al través pedazos grandes, y quítanles las cortezas, y pónenlos al sol, y de que son secos, tuércenlos unos con otros, y métenlos en unas seras, y allí los tienen de un año a otro. Y fuera de la ciudad hay grandes llanuras, en que hay muchas aldeas y muy pobladas, que el Señor hizo poblar
(...)
El Señor había tan gran voluntad de ennoblecer esta ciudad, ca en cuantas tierras él fue y conquistó, de tantas hizo llevar gente que poblasen esta ciudad, y en su tierra, señaladamente de maestros de todas artes. De Damasco  llevó los maestros que pudo haber, así de paños de seda de todas maneras, como los que hacen arcos con que ellos tiran, y armeros, y los que labran el vidrio y barro, que los había allí los mejores del mundo. Y de la Turquía llevó ballesteros, y otros de otras partes, cuantos allí halló, y albañiles y plateros, cuantos allí halló, y tantos de éstos llevó, que de todos los maestros y menestriles que quisiereis, hallaríaisles en esta ciudad. Llevó maestros de ingenios y lombarderos, y los que hacen las cuerdas para los ingenios: y estos sembraron cáñamo y lino, que nunca lo hubo en esta tierra hasta ahora.



.
.

jueves, 8 de junio de 2017

SANTO DOMINGO DE GUZMÁN, FUNDADOR DE LOS DOMINICOS


Nacido en Caleruega (Burgos) en 1170 en una familia acomodada que le permitió los estudios necesarios para su rigurosa formación espiritual (casi catorce años en la universidad de Palencia en donde cursó artes, teología y magisterio del Estudio General).


Palacio natal. Caleruega

Santo Domingo de Guzmán. Maestro de Covarrubias

Durante este periodo se ordena como canónico regular y más tarde como sacerdote, siendo nombrado regente de la Cátedra de Sagrada Escritura en el Estudio de Palencia.
Todos estos datos nos dan ya la primera característica de lo que luego serían los dominicos, hombres de iglesia pero también de profunda cultura, inmersos en la revolución que las primeras universidades medievales están generando a mediados del XII.
Sueño de Santo Domingo en donde Pablo y Pedro le instan a fundar su orden. En la esquina inferior aparece el perro blanquinegro (colores de la orden) con una tea encendida en la boca (la búsqueda de la verdad)

No es de extrañar que muchos de los futuros componentes sigan la senda del estudio,  como San Alberto Magno o su discípulo Santo Tomás de Aquino (que llevarán a la excelencia la Escolástica medieval), Francisco de Vitoria o Domingo de Soto (creadores de la Escuela de Salamanca y del derecho natural), Bartolomé de las Casas (que tanto lucharía por la dignidad de los indios americanos)...

Convento de San Esteban en donde surgirá la famosa Escuela de Salamanca

Tras este periodo de estudio, y por encargo de Alfonso VIII, comienza sus viajes que le llevarán a recorren la Europa septentrional y encontrarse de frente con la gran herejía del momento, los famosos Cátaros del Languedoc.

Santo Domingo predicando. Caleruega

En este momento, y ya en plena cruzada, se lanza a la predicación y el intento de conversión, una actividad para la que no valía el tradicional monacato ni de Cluny ni del reformado Císter, demasiado encerrado en si mismo.
Maestro de Covarrubias

Esta actividad le hace consciente de la necesidad de crear una nueva orden de predicadores, por completo inmersa en la sociedad de la época (en los propios burgos) que será ratificada por el Papado en 1216.


Santo Domingo recibiendo la aceptación de su orden por parte del Papa.

Santo Domingo morirá en Bolonia, en donde será enterrado en una magnífica arca en donde intervendrían Pisano, Arnolfo de Cambio o el mismísimo Miguel Ángel

A partir de entonces la orden dominica, como ejemplo de las órdenes mendicantes, se extenderá por toda Europa en tres claras direcciones: el estudio (con París, Bolonia y Salamanca, todas grandes universidades, como centros de acción), la predicación (con personalidades tan relevantes como San Vicente Ferrer) y la Inquisición (tanto medieval como moderna con personalidades como Torquemada), siendo la punta de lanza intelectual de la iglesia hasta la llegada de los jesuitas pero también la versión más agresiva de la misma en su evangelización y control de la herejía
Escudo de la Orden dominica. Cifuentes





lunes, 5 de junio de 2017

LOS QUEVEDOS

Quevedos del siglo XVI

Aunque ya se utilizaran mucho tiempo antes, los quevedos tomaron su nombre de nuestro poeta del siglo de oro que, además de miope, estaba un tanto encorvado y tenía una pierna más corta que la otra.
Se trataba de una gafas sin patillas (a veces atadas con un cordón y sujetas en la nariz) que se hicieron populares en el Madrid del Siglo de Oro y, como ahora vuelve a ocurrir, incluso se llegaban a utilizar sin cristales, pues eran entendidos como una nota de distinción




sábado, 3 de junio de 2017

El libro del sábado. DONNA LEÓN. RESTOS MORTALES


En la nueva entrega del comisario Brunetti, Donna León sigue fiel a Venecia, pero abandona la que suelen visitar los turistas  para internarse en el mismo origen de la ciudad: la Laguna que la vio crecer.
Tras una curiosa crisis de identidad del comisario, éste decide pasar unas semanas remando en torno a la la isla de Sant'Erasmo, visitando en sus salidas Burano y otras islas menores para dejarse empapar por la humedad y fascinarse por sus aves o por la sucesión de las mareas o sus violentas tempestades.
En este entorno idílico se sucederá un asesinato que le servirá a la escritora para profundizar en los desastres medioambientales de este pequeño paraíso, especialmente el de vertidos tóxicos de las industrias de Terra Ferma.

.


jueves, 1 de junio de 2017

TEXTO. El cambio del comercio mundial debido a los descubrimientos

Custodiadas por mercaderes, los valiosos cargamentos de seda y especias traídos de Oriente en largas caravanas, llegaban a tierras de Alejandría y Constantinopla, Esmirna y Antioquía, para ser llevadas después en barco hasta Venecia, y desde allí a Europa occidental y septentrional. Pero ya había pasado más de un siglo desde que Vasco de Gama consiguiera legar a las Indias desde Europa. Desde entonces, los cargamentos podían ser enviados directamente desde su lugar de origen hasta su destino (...) El papel de Venecia como centro internacional de compensación había terminado