sábado, 23 de septiembre de 2017

EL LIBRO DEL SÁBADO. Crónica de una muerte anunciada. García Márquez





Un mecanismo de relojería literario.

Una novela perfecta desde la primera a la última línea.
Como si fuera una tragedia griega , con su propio coro en medio del sopor del Caribe, la novela nos narra la muerte imposible de evitar de Santiago Nasar.
Una tragedia en donde todos los hados se  conjuran para tomarse esa muerte, pese a que mil veces fue posible evitarla y por otras mil causas no se pudo hacer.
Para construirla, García Márquez limitó las exquisiteces de su prosa, haciéndola ayunar de sus maravillosos adjetivos y subordinadas, para que los mecanismos se movieran exactos, sin un solo segundo de descoordinacion.
Buscaba hacer palpable al lector el avance sin fisuras del destino trágico, aunque tuviera que encarcelar a sus personajes, sin dejarlos mecerse en las aguas oscuras de sus propios delirios, convirtiéndoles en figuras de papel que el viento de la desgracia mueve a su antojo.
Muchas renuncias para conseguir una narración impecable, verdaderamente fascinante que se lee sin posibilidad de descanso, como si nosotros tampoco pudiéramos huir de este asesinato


.
.

lunes, 18 de septiembre de 2017

LAS RELIGIONES DE ROMA



Al contrario de las religiones monoteístas en el mundo clásico el concepto de religión era muy amplio e incluía desde la mitología a los cultos imperiales, los cultos familiares, las supersticiones, las religiones mistéricas ...
Caracterizado por el politeísmo, se aceptaban todo tipo de religiones siempre que se practicará el culto imperial


Además con la expansión del Imperio Romano su cultura profundamente sincrética fue adoptando los dioses y costumbres de los pueblos conquistados
Todo esto produjo un amplísimo campo que incluía rituales espiritualidad y supersticiones difícilmente entendible para un hombre del siglo XX

Durante este curso iremos vinculando aquí los distintos tipos de religiones y espiritualidades clásicas




Los cultos familiares

Las supersticiones


.
La muerte

sábado, 16 de septiembre de 2017

El libro del sábado. MÁRKARIS. OFFSHORE

Cuando disponemos de unas perras nos lanzamos a las andadas, atascamos las carreteras y nos olvidamos de todo aquello que decían en mi infancia: tres días de fiesta y 40 de luto. Han bastado tres meses para que nos olvidemos de los últimos 6 años. A ver cuánto tardamos en volver a las andadas

En la nueva entrega de Jaritos, Márkaris nos propone una Grecia que parece que está saliendo de la crisis, en donde empiezan a aparecer bancos quieren lavar su dinero de las Islas Caimán. Vuelven a aparecer los atascos, los 4x4 y una sensación de euforia llega a toda la población. Incluso se anuncian subidas de salario para el sector público.
En ese momento, una serie de asesinatos relacionados con los armadores y también, con corrupciones políticas en el sector del turismo, ocupan su atención, mientras un nuevo subdirector de la policía le sirve para hablar de los males burocráticos del país

                                                                 
En las últimas páginas del libro se nos desvela un secreto que revolotea durante todas las páginas anteriores
Una advertencia (no quiero realmente destrozarle libro nadie) de lo que pueden ser las recuperaciones económicas de esta terrible crisis que explica perfectamente el nombre del título del volumen y que, de nuevo, nos hacen plantearnos: ¿en España están sucediendo cosas semejantes?




                                             ÍNDICES DE NARRATIVA

miércoles, 13 de septiembre de 2017

LA MANTUA DE LOS GONZAGA (1) El siglo XV y Ludovico

Castillo de Mantua

El origen de la familia hay que buscarlo en Luigi Gonzaga, potestá de Módena, Mantua y Padua, que consigue encauzar el desencanto del pueblo contra sus señores, los Bonacolsi, justamente su aliado tradicional que le había permitido con su protección el ir acumulando tierras y propiedades en la zona.
De esta manera, apoyado por los Scaligeri de Verona y con el pueblo levantado se convirtió en el verdadero señor de Mantua en 1328, convirtiéndose Gianfrancesco en conde en 1433, y ducado con Federico II en 1530
Se trata, una vez más, de una familia de condottieri (como los Montefeltro de Urbino o los Malatesta de Rímini) que llegan al poder a través de sus servicios guerreros para, más adelante (y sin abandonar su carácter guerrero), empezar a adoptar maneras principescas en donde el mecenazgo cultural se convierte en una pieza clave (como vimos ya en Milán)
La figura clave que encarna este papel será Ludovico Gonzaga (marqués de Mantua 1444-1478) que luchó para Venecia, Nápoles y, ya de una forma continuada, la Milán de los Sforza.
Ludovico en la Cámara de los Esposos

Su momento de esplendor político coincidió con la celebración en la ciudad de la Dieta organizada por el papa Pio II Piccolomini  a mediados del siglo XV (se pretendía en ella la creación de una nueva Cruzada para reconquistar la Constantinopla perdida ante los otomanos).
El prestigio obtenido durante estos meses (entre la primavera de 1459 y el invierno de 1460) fue el inicio de profundas modificaciones en la ciudad que pretendían dar forma al nuevo rango obtenido por la familia Gonzaga que unía a su pasado militar el apoyo de la Iglesia.

Medalla de Pisanello de Ludovico

Ya habían trabajado en la ciudad el famoso Pisanello (decorando algunas estancias del palacio ducal) así como otros arquitectos florentinos (Fancelli o Laurana en el Palazzo de la Ragione), pero será durante el concilio cuando llegue a la ciudad León Batista Alberti (secretario apostólico además de arquitecto, arqueólogo y humanista).

Su llegada revolucionó tanto la vida intelectual de la ciudad como su imagen urbana (San Sebastiano, Sant' Andrea).

La segunda figura de renombre que también recalará en Mantua será Mantegna. Lo hará, de nuevo, en tiempos de Ludovico, trabajando después para su hijo y nieto.

Su obra maestra serán los frescos de la Cámara de los Esposos, verdadera loa alla antica de la familia gobernante.



Pero su mecenazgo no se quedó en estas obras, y se dispusieron reformas mucho más "sociales", como el Ospedale Grande di San Leonardo (empezado en 1450, cinco años antes del famoso de Filarete en Milán), así como intensos trabajos de saneamiento y de un sistema hidroviario que paliara (al menos en parte, los efectos de las inundaciones y aguas estancadas que extendían la malaria) y permitieran un refuerzo del sistema comercial (la ciudad basaba su riqueza en la agricultura y el comercio de la lana y la seda) 


lunes, 11 de septiembre de 2017

CARDENAL CISNEROS (1) EL TERCER REY DE ESPAÑA


La vida política del Cardenal Cisneros comenzará en el mismo año del descubrimiento (1492), cuando el cardenal Mendoza (su gran valedor) le consigue el puesto de confesor de la reina Isabel tras el fallecimiento del anterior, fray Hernando de Talavera.
A partir de entonces los cargos se multiplicarán: provincial de la Orden Franciscana en 1492, arzobispo de Toledo tras la muerte del Cardenal Mendoza (1494), máxima dignidad eclesiástica del reino, acompañando a los reyes a Granada en 1499 en donde iniciará una conversión forzada de los moriscos (que cancela la política "blanda" de fray Hernando de Talavera) que se culminará con una gran hoguera de libros musulmanes en la plaza de la Bibrambla y que, a la postre conducirá a las revueltas de las Alpujarras, cuyo primera fase concluyó con la victoria cristiana, que endureció el tratamiento que se dio a los mudéjares castellanos
Tras el fallecimiento de Isabel, e inmersas las Españas en una dura pugna entre Fernando el Católico (rey de Aragón) y su hija Juana (heredera del reino de Castilla, a la que se intenta deshabilitar por problemas mentales), el Cardenal asumió el mando el interior del país (con Fernando entrampado en las Guerras Italianas), siendo regente de Castilla tras la muerte de Felipe el Hermoso
Esto le traerá el capello cardenalicio (1507) y la dirección de la Inquisición, tomando directamente el mando de la política exterior en el norte de África (conquista de Orán, 1509)

Relieve sobre la toma de Orán

Tras la muerte de Fernando el Católico, Cisneros tendrá que enfrentarse al conflicto de los Comuneros, y morirá en Roa, cuando iba a encontrarse con Carlos I.

Durante todo este periodo de poder dedicó una especial atención a las Indias, estableciendo ordenanzas para su gobierno (en las que se protegía especialmente a los indios) y fomentando su evangelización a través de la orden franciscana a la que pertenecía



EL CARDENAL CISNEROS (0) ÍNDICES

       


                    Yo, Francisco, que hice edificar a las Musas un Colegio Mayor,
                               Yazco ahora en este exiguo sarcófago.
                         Uní la púrpura al sayal, el casco al sombrero,
                                 Fraile, Caudillo, Ministro, Cardenal,
                            Junté sin merecerlo la corona a la cogulla
                            Cuando España me obedeció como a Rey
.


                                        Epitafio en su tumba



.
LA ESPIRITUALIDAD
.
MECENAS DEL ARTE
.
.

sábado, 9 de septiembre de 2017

El libro del sábado. LA DAMA DEL DRAGÓN DE CALVO POYATO



La Rocca de Forlí, una de las grandes "protagonista" de la novela

Ya el nombre del autor es toda una garantía, pues se trata (a mi juicio) del mejor escritor de novela histórica español.
Todavía lo hace más atractivo el tema y el personaje central: el Renacimiento italiano y Caterina Sforza.
Con su pluma ágil y perfectamente documentada (aunque sin estorbar esta documentación el pulso del relato), nos lleva a conocer el papado romano en tiempos de Sixto IV, Alejandro VII (el famoso Papa Borgia) y Julio II y las múltiples intrigas en el tablero italiano amenazado por Francia (y de forma menor visible, todavía, por España) y dominado por grandes personalidades (tanto en el terreno militar como cultural) como el Milán de Ludovico el Moro (su tío), Lorenzo de Médicis (que terminará convirtiéndose en su cuñado, el reino de Nápoles y los mil pequeños señoríos (Pescara o Forli, sobre los que gobernará Caterina, la Mantua de los Gonzaga...)

Resulta verdaderamente fascinante la figura femenina que es capaz de enfrentarse a una sociedad tan masculinizada, desafiando al Colegio Romano tras los muros de Sant' Angelo o a las tropas venecianas o de condottiero César Borgia en su señorío de Forlí, convirtiéndose en la Dama del Dragón (el animal de los escudos de los Sforza)

San Mercuriale en Forli, otro de los "personajes" de la novela

miércoles, 6 de septiembre de 2017

SAN JUAN DE LA CRUZ (2) LOS INICIOS DE LA VIDA RELIGIOSA



Habíamos dejado a Juan en Medina, allí en donde empieza su vida religiosa e ingresa en la orden carmelita.


Pronto se traslada a Salamanca para seguir sus estudios en la Universidad. Se aloja en el convento de San Andrés cercano al río Tormes

Aquí empieza ser famoso por la austeridad de su vida y su constante rezar durante las noches, iniciando (aún de forma particular) lo que luego será un empeño general, una reforma de la orden en busca de una mayor espiritualidad y compromiso

Sin llegar a obtener el grado, Juan de santo Matia, como entonces dedide llamarse, recibe órdenes mayores
Ya sacerdote en un viaje para visitar a su madre en Medina conocerá a Santa Teresa de Jesús que empezar a a ver en el la persona que necesita para la reforma de la rama masculina de la Orden
Iglesia Carmelitas de Toledo

El encuentro con santa Teresa resulta crucial para la vida del Santo que empezaba a plantearse la salida del Carmelo para ingresar en la Cartuja, una orden mucho más estricta y solitaria en donde poder estar más cerca de Dios
Pero Santa Teresa le convence y, tras un viaje a Valladolid, funda en compañía de otros frailes carmelitas, convento en unas pequeñas tierras conseguidas en Duruelo.
Aquí se realiza la primera fundación masculina de los Carmelitas Descalzos que renuncia a la regla de San Alberto, mitigada en su rigor por el papá Eugenio IV. 
Es tal el cambio que quieren introducir que, como si ingresaran por primera vez, cambiaron su nombres, tomando el Juan de la cruz
Apenas es un cobertizo en el que no se puede rezar en pie, con dos pequeñas celdas con paja, lleno de cruces y calaveras, que espantaran a santa Teresa cuando lo visita.


San Juan sale cada mañana a predicar por los pueblos del entorno y oficiar misas, hasta que un vecino acaudalado de la vecina Mancera le ofrece una iglesia y sus estancias a donde traslada el convento