lunes, 20 de mayo de 2013

LA COMPAÑÍA DE JESÚS

Tomado de wikipedia.

Tomad, Señor, y recibid toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y mi voluntad
(Ejercicios espirituales)


El tema no puede estar más de actualidad, pues el reciente Papa Francisco es jesuita (el primero que llega al papado).
Vamos a saber un poco más de cuando se crea esta compañía de Jesús y para qué sirvió en los siglos XVI y XVII
La crea San Ignacio de Loyola, un soldado que deja las armas y estudia en las universidades de Alcalá de Henares, Salamanca y París. Crea entonces una orden que sirva como "soldados de Cristo" contra los protestantes, con voto de obediencia directo al Papa. 


Debo siempre creer, para en todo acertar, que lo blanco que yo veo es negro si la Iglesia jerárquica así lo determina

San Ignacio de Loyola por Martínez Montañés

Los jesuitas se convierten en los grandes defensores del Concilio de Trento que vimos aquí, dedicándose especialmente a salvaguardar el catolicismo contra cualquier tipo de ataques.
Para ello se dedicaron a varias cuestiones:
La enseñanza (especialmente de las clases elevadas y seminarios para sacerdotes). Puedes ver aquí un antiguo colegio jesuita que aún sigue en funcionamiento

La predicación a las clases populares. Para ello los jesuitas construyeron grandes iglesias.
El Gesú. Su gran iglesia en Roma
.
Fueron colocándose en las cercanías del poder (confesores de reyes y nobles, entrando a formar parte de los Consejos...) para así poder influir en él.
Controlaron el arte (barroco). Un arte hecho para convencer a través de los sentidos, como ya hacía San Ignacio en sus Ejercicios Espirituales. Con este arte se intentaba convencer a los fieles del poder de la Iglesia y el Papado, explicando de forma visual las ideas de la Contrarrefoma.
.
                         Pozzo. Iglesia de San Ignacio. Roma

Propagaron la fe católica en otros lugares (evangelización), como las famosas misiones en las Indias en donde crearon verdaderas sociedades autosuficientes.
Martirio de jesuitas en Japón. Herrera Barnuevo. San Isidro, Madrid

o como San Francisco Javier en el lejano Japón.
San Francisco Javier, evangelizador de Japón
.
Iglesia de San Miguel y san Julián. Valladolid


Para todo ello los miembros de la orden eran educados de forma extraordinaria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario