jueves, 3 de octubre de 2013

LA GUERRA DE SUCESIÓN ESPAÑOLA

Carlos II


Carlos II, el último de los Austrias,  murió sin descendencia un 1 de noviembre de 1700. 
En su testamento decía:
"...Declaro ser mi Sucessor (en caso de que Dios me lleve sin dexar hijos), el Duque de Anjou, hijo segundo del Delfín; y como à tal le llamo à la sucessión de todos mis Reynos, y Dominios, sin excepción de ninguna parte de ellos; y mando, y ordeno a todos mis subditos, y Vassallos de todos mis Reynos, y Señoríos, que en el caso referido de que Dios me lleve sin sucession legitima, le tengan, y reconozcan por su rey, y Señor natural,..." 



Este Duque de Anjou era Felipe V, heredero también a la corona francesa, y suponía la futura unión de Francia y España, un imperio demasiado poderoso para el equilibrio europeo

Precisamente por ello, el resto de las potencias europeas (Austria, Inglaterra, Saboya, Portugal) se negaron a aceptar este testamento, crearon una alianza (la Gran Alianza) y propusieron como pretendiente al trono al archiduque Carlos de Austria.


Comenzaba así la Guerra de Sucesión (1701-1713), una guerra internacional pero también una guerra civil.

Tomado de http://www.grandesbatallas.es/batalla%20de%20la%20diada.html

Dentro de España se crearon dos bandos. Los que apoyaban a Felipe V (el reino de Castilla o Navarra) buscaban la centralización típicamente borbónica.
Por el contrario, los partidarios de archiduque Carlos fueron especialmente la Corona de Aragón que quería mantener el sistema federalista que se había impuesto en nuestro país desde los Reyes Católicos.
La guerra fue dura y a menudo cruel.


Su desenlace fue, sin embargo, un tanto inesperado.
Francia se encontraba agotada por problemas internos pero en el campo de batalla lograba victorias (como la de Brihuega).
Por otra parte la Gran Alianza comienza a resquebrajarse. El archiduque Carlos, tras la muerte de su padre y su hermano, hereda la corona de Austria. Los británicos temen la unión de Austria y el Imperio español y comienza a negociar con Francia.
La guerra termina con los famosos tratados de Utrech-Rastatt y la entrada de una nueva monarquía en España, la de los borbones, con Felipe V como su primer rey.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada