sábado, 21 de marzo de 2015

CUENTOS PREHISTÓRICOS (2). DOS GRANDES DESCUBRIMIENTOS

Tomado de wikipedia

Un día estaba yo en mi cueva, con el amanecer de fondo; tenía frío. Quería desayunar una buena carne pero estaba muy dura, así que decidí tomarme algunas frutas maduras. Los arboles estaban lejos, caminé. Encontré las frutas y llené la panza; había comido tanto que no podía andar, más bien rodaba. 
Caminando hacia mi cueva encontré un árbol que tenía una luz que daba calor, me pregunté qué sería eso y me acordé de que la noche anterior había sonado un ruido estruendoso. Yo había pensado que había sido mi padre roncando, pero no, fue un rayo. Lancé piedras, palos, hojas... Todo lo que tiraba se convertía en esa luz. Decidí coger esa luz con un palo para llevarla a mi cueva con mi familia. Llamé a esa luz “fuego”. 
El fuego quería atacarme, porque a medida que  pasaba el tiempo se acercaba más a mi mano. Hubo un momento en que me hice daño. Me fijé en mi mano y la piel había cambiado, yo estaba alucinando. Llegué a mi cueva y le enseñé  mi mano a mi familia, se quedaron atónitos. Ya por la tarde salimos a cazar nos encontramos con cebras, jirafas, gacelas… típicas de la sabana. Pero nuestro preferido era el ñu, el pobrecito era feo y tenía una barba que necesitaba un corte, pero su carne era más blanda que otras. Cuando lo cazamos con las flechas que habíamos hecho empezamos a comerlo. Estaba riquísimo
En ese momento me acordé del fuego, y pensé que si ponía la carne encima y le iba dando vueltas cambiaría. Al día siguiente fui al mismo sitio donde encontré el fuego, y vi lo mismo pero más extendido, había arrasado con todo. Temía que llegase a mi cueva, casi me pilla pero yo fui más rápido. 
Semanas más tarde vino una lluvia  y lo apagó pero los árboles que todavía se conservaban en buen estado estaban muy lejos, a mi solo de pensarlo me entraba pereza. Probé lo de poner la carne en el fuego y funcionó, estaba más blanda y jugosa, qué rica. 
Al día siguiente estaba paseando por el campo y vi como una hoja caía del árbol, caía como balanceándose, me puse a descansar sentado junto a un árbol y una cosa pegajosa me llegó al hombro. Miré hacia el árbol y salía de unas ramas. Se me vino a la cabeza la hoja que se balanceaba y pensé en juntar esas dos cosas, hice como una especie de hoja grande que había pegado con esa sustancia. Pensé que si me lo ponía a la espalda podía balancearme pero aun estaba doblado, así que puse palos atados y las hojas encima. Cuando lo tuve primero lo tiré solo, y se balanceaba, más tarde me tire con el desde una roca y funcionó. Pensé… un invento mas para la humanidad. Me quedé satisfecho con mi trabajo.


Mayanker Maldonado Castillo 
IES Los Olivos en Mejorada del Campo

martes, 17 de marzo de 2015

Cuentos prehistóricos (1). UN ÁRBOL GENEALÓGICO EXTENSO.


Yo, Natalia Sorial, fui familiar directo de un australopithecus, en lenguaje coloquial, el primer ser humano (encontrado) en la historia de la humanidad. Pero mejor os cuento desde el principio.
Fui, un día cualquiera, a hacerme unas pruebas de sangre, después de unos días me dieron los resultados. Me mandaron una dirección (C/Gufmen Nº9), la cual no conocía, para encontrarme con los médicos de mi centro de salud, lo cual me pareció raro ya que podían haber puesto la “reunión” en el mismo ambulatorio.
Llegué al laboratorio, me mandaron a la sala 12 del pasillo 201 (pasillo correspondiente a las salas de arqueólogos). Llegué a la sala y tuve que esperar 10 minutos, que se me hicieron eternos, para entrar. Cuando me abrieron había una mesa cuadrada, mediana y de cristal, 3 sillas, 7 doctores y 3 arqueólogos.
 ¿Qué me esperaría en esa habitación?
-Buenos días, señorita Sorial, le reunimos aquí ya que tenemos una bonita, aunque inquietante, noticia- dijo el mismo hombre que me extrajo sangre
-Vale, antes de nada quisiera saber por qué hay tanta expectación con mis análisis y por qué me trajeron a unos laboratorios cuando podían darme los resultados en el mismo ambulatorio de Mejorada del Campo
-Cuando le comuniquemos la noticia todas sus preguntas serán respondidas-dijo uno de los arqueólogos
-Bien, usted es una familiar directa de los australophitecus de la prehistoria, un australophitecus encontrado en su mismo pueblo, Mejorada del Campo. Aunque parezca increíble todo tu árbol genealógico empezó en un australophitecus y otro homo que desconocemos.
Cuando terminó trague saliva, sinceramente no sabía si eso era bueno o malo; decidí contarles mis sueños extraños que tenía desde que nací:
-No sé si les parecerá extraño, pero desde que nací tengo unos sueños que transcurren en Mejorada del Campo. En ellos yo salgo cubierta de pelo en un extraño lugar.
-Por favor, cuéntenos.
-Pues bueno, no me acuerdo mucho de los sueños que tuve cuando era pequeña, pero sí recuerdo algo en particular, que me llamaba la atención. El paisaje era de un clima tropical, parecido a la sabana, nada parecido a Mejorada actual. A los 11 años, di la prehistoria, y me di cuenta que mis sueños trataban de esa época. A los 19 tuve mi primer hijo “monito”, al día siguiente de ese sueño, yo di a luz. Y hasta ahora no ha cambiado nada.
-Fascinante, ¿qué edad tiene?
-37-respondí

-Pues le adelanto su futuro. Cuando tengo 39 morirá, igual que su antepasado, es un caso especial ya que creo que toda la vida de su pariente pasa por sus sueños, y usted vive la vida de ese australophitecus. Si no le importa podría contarnos en estos dos años todo lo de los sueños, para poder informarnos de la vida pasada.

Ángela Román-Toledo Blanco. 
IES Los Olivos en Mejorada del Campo      

sábado, 14 de marzo de 2015

UNA NOVELA PARA CONOCER A JUAN DE PAREJA, EL ESCLAVO DE VELÁZQUEZ

Retrato de Juan Pareja por Velázquez

Tomado de wikipedia

Esta novela resulta sumamente interesante para alumnos de cursos avanzados (una lectura amena pero muy completa) para conocer a Juan Pareja y la tragedia morisca y saber mucho más sobre la vida y obra de su dueño, Velázquez.
Este esclavo de tez aceitunada era hijo de esclavos voluntarios, un morisco que prefirió perder la libertad que su patria y cuando se declaró la expulsión de los moriscos que ya vimos aquí, pidió a su señor ser su esclavo, en Antequera.
Su hijo ya nacerá en esta condición y pasó a manos de Velázquez a través de la intervención de Pacheco, pasando a formar parte de su servicio personal y, más tarde, a aprendiz de pintor (aunque curiosamente tomó más las maneras de Rizzi o Carreño que del propio Velázquez).


La novela juega en dos niveles temporales, uno cronológico que nos va contando su vida y a través de ella conocemos la de Velázquez (bastante bien documentada, con inclusión de documentos históricos de la época), y otra en la que, ambos en Roma, Velázquez le está realizando su retrato para hacer mano para otro mucho más importante a nivel social (el del Papa Inocencio X)

miércoles, 11 de marzo de 2015

PARA TRABAJAR TRABAJO EN EQUIPO, LIDERAZGO... UN VÍDEO ESPECTACULAR

Un espectacular vídeo (y su forma de trabajarlo en clase) que nos puede permitir que nuestros alumnos reflexionen sobre solidaridad, egoísmo, liderazgo, consecuencias de sus actos...

sábado, 7 de marzo de 2015

El libro del sábado. Mia Couto. El último vuelo del flamenco


Hace ya muchos años, me quedé completamente fascinado por su prosa cuando leí su Tierra sonámbula.
No existía entonces este blog, y su lectura quedó tan sólo para el círculo reducido de los amigos.
Ahora que he vuelto al autor, no quiero dejar pasar la oportunidad y recomendaros vehemente esta novela. Seguro que no os sentiréis defraudados.

Entre la novela negra y el más puro (original en cuanto que viene de su propio origen) realismo mágico, la historia es absurda y a la vez terrible. En un perdido pueblo de Mozambique, los cascos azules encargados de vigilar la paz empiezan a reventar quedando de ellos tan sólo sus miembros viriles.
Frente a ello, un delegado italiano de naciones unidas acompañado por un traductor (más del pensamiento africano que de las simples palabras) se enredarán en una investigación surrealista en donde encontraremos prostitutas, hombres que se quitan su esqueleto para dormir, hechiceros que salvaguardan a los protagonistas, caciques locales, madres muertas, espíritus llenos de sabiduría, mujeres hechizadas que son viejas y jóvenes a un tiempo...
Esto es un catálogo parcial de las miles de historias y secretos a voces que pueblan la aldea y que son utilizados por el autor para irnos introduciendo en el pensamiento mágico africano y sus complejas (para nosotros) relaciones con el entorno natural, los muertos y los propios vivos.
Aquí se encuentra el pensamiento o realismo mágico al que se unen sentencias y formas de pensar de abrumadora sabiduría sobre el hombre y su destino.

Frente a ellos, se encuentran los occidentales que apenas si comprenden. Y entre ambos mundos la historia terrible del colonialismo y la descolonización en donde tanto occidente como los propios africanos cometen sucesivos errores, maldades y corruptelas que siguen en pie y determinan su imposiblidad de desarrollo.
Su lectura nos puede enseñar mucho sobre los distintos puntos de vista sobre el subdesarrollo, sus orígenes, evolución y posibles soluciones. Todo ello desde una óptica no eurocéntrica (que tan bien conocemos) que no le impide al autor criticar a su propio pueblo y sus zonas de sombra.

Si a todo esto le añadimos un lenguaje sumamente atrevido, lleno de neologismo y juegos de palabras con los que intenta transmitir lo escasamente comprensible por medio del lenguaje racional, tendremos una novela que combina el humor y el horror con una velocidad vertiginosa, llena de hallazgos y sorpresas que harán disfrutar al lector como ocurría con las primeras obras de García Márquez que tantos nos han ayudado a comprender a los otros.


OTROS LIBROS DEL AUTOR EN NUESTROS BLOGS




lunes, 2 de marzo de 2015

EL PROCESO DE HOMINIZACIÓN SEGÚN ÁLVARO

Álvaro, que ya nos ayudó con un vídeo a entender las placas tectónicas, ahora nos deja otro para estudiar prehistoria.
Para ello ha visitado el Museo Arqueológico de Alcalá de Henares y "ha hablado" con nuestros antecesores.
Un trabajo verdaderamente excelente en donde encontraréis muchas de las cosas de las que hemos estado hablando durante estos días.