lunes, 10 de octubre de 2016

DAVID. EL PINTOR DE LA REVOLUCIÓN FRANCESA


El pintor neoclásico David fue el gran intérprete artístico de la Revolución francesa que él mismo protagonizó en primera persona.
Fuertemente polítizado, apostará directamente por ella (aun cuando todavía le mantenía el dinero del rey) para irse radicalizando progresivamente hasta formar parte en el Comité Jacobino, convirtiéndose en toda una autoridad que dirigía la cultura y las representaciones pública de los mismos.
Sin embargo, ya sea por una reflexión popular, ya por puro oportunismo (el contacto con el poder siempre le reportará beneficios y posición social), tras la revuelta de Thermidor, pasará a apoyar a las clases burguesas y, cuando éstas le terminen dando el poder a Napoleón, se convertirá en su pintor oficial.
En todo este proceso irá retomando distintos episodios de la historia de la Roma antigua que él construye en clave contemporánea (algo muy habitual en el mundo neoclásico y en general decimonónico que encuentra en la Historia la forma de explicar o justificar el presente)
Vamos a pasar revista a algunos de sus cuadros desde un punto de vista histórico e ideológico (se puede profundizar mucho más en ellos accediendo a los distintos enlaces)


Todavía en el Antiguo Régimen apuesta por las personas que ponen sus ideales por encima de los lazos familiares. Juran defender la Patria (léase, la futura revolución) aunque pierdan la vida en ello. Los sentimientos (las mujeres) han de ponerse en segundo plano


.
Vuelve a la historia de la Roma antigua y toma la historia de Bruto que manda ejecutar a sus propios hijos por haber conspirado contra el Estado


Juramento del Juego de la Pelota

Recoge el momento de inicio de la Revolución, cuando los miembros del Tercer Estado dejan los Estados Generales y se encierran en un frontón, jurando no salir de ahí hasta darle una Constitución al país. Es el triunfo de la alta burguesía.


La Muerte de Marat
Tomada de wikipedia

David poco a poco se va inclinando hacia posiciones más radicales, militando en los Jacobinos, en donde terminará por formar parte del Comité de Salud Pública (y siendo el responsable de todo tipo de representaciones públicas del nuevo gobierno)
Cuando una mujer girondina asesina a Marat (el gran representante de los jacobinos junto a Robespierre), David le hace un retrato como un héroe clásico, escribiendo su último artículo mientras se desangra en una bañera (en donde tomaba largos baños para mitigar una enfermedad de la piel)
Tras su muerte se desencadenará el Terror



Tras el golpe de Thermidor que eliminó a los jacobinos llega el directorio, dominado de nuevo por la alta burguesía.
David pasa un tiempo encarcelado mientras pinta esta obra (ya sea por verdadero arrepentimiento, ya por cálculo personal y político). En ella (y otra vez recogiendo la historia romana) habla de la nueva época en donde se han de terminar los enfrentamientos entre los grupos
Napoleón cruzando los Alpes
Tomado de wikipedia

El giro ideológico del pintor (iniciado en su pintura anterior) es total. Cuando el Directorio elige a Napoleón como el defensor del nuevo sistema político, David se convierte en su pintor.
Representa al emperador como un héroe clásico, de forma ecuestre, guiando a la revolución (a lo que había quedado de ella) hacia un imperialismo que terminará por extender por media Europa muchos de sus logros
.

.
Todo el proceso se ha culminado. Napoleón se corona emperador, como si regresáramos al Antiguo Régimen y el pintor antes progresista lo celebra.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada