jueves, 2 de marzo de 2017

JOVELLANOS. EL ESPÍRITU DE LA ILUSTRACIÓN EN ESPAÑA

Tomado de wikipedia

Aunque siempre solemos vincular la ilustración con el periodo de Carlos III y su despotismo ilustrado, el gran gobierno ilustrado se realizó en 1795, cuando Carlos IV realiza un significativo acercamiento a Francia (tratado de Basilea), teniendo a Jovellanos como el centro del nuevo gobierno (Iriarte en Agricultura y Comercio, Carrabús, embajador en Francia, Meléndez Valdés como fiscal general...)
Jovellanos era un progresista moderado, católico (aunque no ultramontano), noble pero que atacaba la sociedad estamental y sin ninguna confianza en el pueblo que, debido a su falta de educación, era voluble, que practica una ilustración aristocrática
Su pensamiento económico fue expuesto en su Informe para la Reforma agraria, en donde encontramos claras influencias de la Fisiocracia y de Adam Smith que avanzan ideas que luego serán utilizadas en las desamortizaciones del XIX
Por ello apostaba por la propiedad privada de la tierra, eliminando las tierras comunales, prohibiendo la donación de tierras a la Iglesia y "esperando" que la Iglesia se desprendiera voluntariamente de sus manos muertas.
Confiaba también en una progresiva educación (que habría de empezar por la baja nobleza y la burguesía.

Los sectores más radicales de la Iglesia y la nobleza (a lo que se unían los enemigos de Godoy, que le había puesto en el poder) le terminaron por hacer caer en 1798.

Si os fijáis en el cuadro que abre el artículo (obra de Goya) nos muestra a Jovellanos en su despacho oficial, apoyado en su mesa de trabajo sobre la que existe una escultura de Minerva (la que da la luz, o sea, la Razón).
Sin embargo, junto a este aspecto ilustrado, vemos en su postura y su mirada una cierta melancolía que a veces se ha interpretado como una reflexión propia de Goya que veía la imposibilidad de las reformas ilustradas en un país como España, dominada aún por poderes inamovibles (iglesia, alta aristocracia) y una masa escasamente educada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario